viernes, 11 de octubre de 2013

La decisión

La opción que nos recomendaban era usar nuestras células y analizarlas (icsi+columnas+dgp), las otras opciones son: donación de esperma para inseminación con menos probabilidades de éxito o para in vitro. Cualquier cosa nos salía mucho más barato que la primera opción. 

Nos explicó todo el tema de los donantes y le hicimos preguntas sobre eso y otras cosas. Pedimos presupuesto de todo, pero antes de ver los precios...

- Tú qué dices?
- Si no lo intentamos nos quedaremos siempre con la duda.
- Pues a por ello.

Y no necesitamos hablarlo más, intentaremos conseguirlo con nuestras células y nos gastaremos más dinero del que tenemos, pero nunca nos quedará la duda. Si no funciona iremos por la SS con donante de esperma porque no nos quedarán ahorros, pero seremos igualmente felices, y más si logramos ser papás.

A partir de ese momento ha sido todo positividad, ilusión, ganas de empezar, y algo de miedo por si no funciona, pero aunque sabemos que existe esa posibilidad, la echamos a un lado y pensamos en positivo. 

Hasta ahora he resumido mucho nuestra odisea, quizás con entradas demasiado extensas, pero quería llegar hasta aquí para contaros lo que estoy viviendo. Hace una semana que tomamos la decisión y nos quedan 10 o 15 días antes de empezar, en la próxima entrada os hablaré sobre la medicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.