domingo, 6 de octubre de 2013

Nuestro Proyecto Probeta

Este mes hará un año que empezamos nuestro Proyecto Probeta. Así es como denominamos al plan de ahorro con una hucha con el fin y las esperanzas de ser padres.

Pero antes de llegar hasta aquí, contaré los motivos que me han traído a crear un blog y el largo camino que estamos recorriendo.

Quizás me vaya demasiado atrás en el tiempo pero empezaré por explicar que a los 4 meses de estar saliendo con el que hoy es mi marido, me extirparon un ovario a causa de un montón de microquistes y un quiste más grande (Cistadenoma seroso simple, benigno). Tras el postoperatorio, me recomendaron no esperarme muchos años a ser madre, tenía solamente 20 años, pero mi intención era precisamente ser madre joven, de siempre he sabido que mi meta en la vida era ser madre, adoraba los niños/as y me encantaba jugar a ello desde bien pequeña, por eso no solo es una parte personal importante sino que he hecho de ello mi profesión (soy educadora infantil).

En 2006 aun no había logrado ninguno de mis dos sueños, trabajaba en una tienda y estábamos a punto de empezar la búsqueda tan deseada. Ya era hora de ser papás. SIn embargo, tras un accidente laboral que me dejó fuera de juego durante más de 2 años, tuvimos que dejarlo para más adelante.

Empezamos 2010 de nuevo con ilusión volviendo a dejar los anticonceptivos. Al principio sin contar días de ovulación ni darle demasiada importancia, y tras casi 2 años de búsqueda sin resultados, empezamos a hacernos pruebas.

Han pasado 2 años desde entonces y poco a poco iré contando por todo lo que hemos pasado y lo que nos queda por pasar.

Tras todo este tiempo nos planteamos por qué pasan estas cosas y por qué les pasa a tanta gente, pues te vas dando cuenta de que son muchas las parejas que se encuentran en tu misma situación. Algunos médicos nos dicen que es debido a la alimentación, sus conservantes y demás, pero la gran mayoría insiste en la edad, en lo que yo coincido hasta donde entiendo. De todos es sabido que nos esperamos a tener unos estudios o una estabilidad económica antes de dar el paso, a veces es porque no encuentras a la persona adecuada, y casi siempre pensamos que tenemos tiempo, pero ¿Quién nos hace pensar que tenemos tiempo? No solo toda la sociedad, que ahora incluso vé una barbaridad ser padres jóvenes, y cuando los ven cuchichean sobre si ha sido "un accidente", que los hay, y muchos, pero no voy a entrar en este tema. Lo que más me impacta es que sean los propios médicos los que nos inculquen esta manera de pensar con sus "todavía eres joven", "hasta los 40 no hay riesgo", etc. Crecemos viendo que es posible ser madre con bastante más de 40, tomamos como ejemplo lo único que conocemos, que suelen ser famosas que han sido madres a una edad antes impensable, porque no conocemos todos los casos en los que no hay resultados, ni sabemos de la gente que nos rodea que ha pasado por ahí o está pasando, no sabemos lo duro que es, y nos acostumbramos a ver en las noticias los avances en reproducción asistida pensando que nunca nos va a hacer falta a nosotros.

Y de repente no solo te ves en el caso sino que empiezas a ver que hay mucha más gente de lo que jamás hubieras imaginado.

Nosotros solo hemos confiado en la familia más cercana y los amigos más cercanos, algunos incluso han pasado ya por reproducción asistida y no solo saben entenderte sino que te dan un apoyo que no sabe darte nadie más. Si no lo hemos dicho a nadie más es por la presión y los agobios: "para cuando". Hace un tiempo que no me preguntan, y no sé si es por la cara de "voy a matarte, cotilla asquerosa" o porque se imaginan ya que algo no marcha. El caso es que estoy deseando ser madre para compartirlo con todo el mundo. Quiero que se sepa, quiero ayudar a quien lo necesite, quiero que vean que no están solos, y sobre todo quiero concienciar, al menos intentarlo, de que nuestros cuerpos no están preparados para ser madre a edades avanzadas, que no dejen pasar el tiempo como si nos sobrara. El tiempo es oro.

Por supuesto, no todos los problemas son debidos a la edad, el mío aun no lo es, aunque lo tendría más fácil y me quedaría más tiempo para seguir intentándolo. ¡Cuantas veces nos habremos dicho aquello de "si lo hubiéramos intentado antes..."?! Tampoco quiero desmoralizar a nadie, porque cada caso es un mundo y hay que luchar por conseguir lo que se desea, pero si se puede evitar meterse en esto adelantando un poco los planes, mejor que mejor, no?

Aquí estoy, para contar mi caso y ayudar a quien lo necesite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.