martes, 4 de febrero de 2014

Me pilló!

Cuando empecé a escribir este blog no se me ocurrió decirle nada a mi marido. No se lo oculté, de hecho he escrito muchas de las entradas a su lado, pero no me planteé contarle que estaba escribiendo en un blog todo lo que nos estaba pasando con nuestro proyecto.

Después de unos 4 meses, esta mañana he recibido una llamada de teléfono: "jajajajajaja" y yo: "¿Qué pasa?" Y me dice: "¿Eres tú la autora de un blog que se llama Proyecto Probeta?" 

¡¡Upps!! 

Yo: "Y eso?" 
Él: "Es que estoy leyendo y digo: eso me pasa a mí! ¡Eso nos pasa a nosotros! ¡Son las mismas fechas!"
Los dos: "jajajajjaja"

No solo se lo ha tomado bien, sino que le ha gustado y que le parece "bonito". 
Algo que no había pensado hasta hoy es que podría haberse molestado porque he contado cosas personales, le he mencionado continuamente como mitad del proyecto que es, y podría haber reaccionado de otra manera. Y ahí lo tengo, con una sonrisa en la cara y todo el amor del mundo en su mirada.

Desde aquí le dedico unas palabras, que sé que me va a leer:

"GRACIAS. Por ser y estar. Por ser tú tal como eres, y por estar conmigo en cada paso. Por darme toda la fuerza que me falta a veces, y por estar tan seguro de que algún día tendremos con nosotros lo que más queremos en este mundo. Si tú crees, yo creo. Te quiero."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.