domingo, 14 de diciembre de 2014

Propósito de año nuevo

Ayer tuve una conversación muy fructífera con mi amiga de rojo, Doña Regla, esa que tantos quebraderos me ha dado, por venir a visitarme y por venir siempre en mal día! 

Resulta que cuando nos cancelaron el tratamiento, sabíamos que teníamos que aprovechar ese/os folis, por si cuela y sonaba la gaita cuando menos lo esperábamos (esto es una forma de hablar, porque siempre lo esperas, ni más ni menos), así que tras los días no tan infértiles decidí hacer uso de la progesterona que no había llegado a usar, porque... ¿Y si cuela y le falta una ayudita para cogerse? Pues nada, tonta que es una que decide sufrir las molestias de la progesterona. Primero probé de forma oral pero me daban unos mareos y unos yuyus que a punto estuve de dejarla, pero finalmente me decanté por lo incómodo: vía vaginal. 

No fue una betaespera, pero el hecho de medicarme cada 12 horas lo hacía muy parecido, y esperaba el día de la llegada de Doña Regla como si la cosa no fuera conmigo, sin querer hacerme ilusiones. A veces me decía que estaba tonta por seguir con la progesterona, pero el caso es que no sentí ni un solo dolor de regla y no tuve ni un solo manchado hasta el día que llegó. Puntual y con toda su mala leche. Siempre es un poco triste, cada mes que pasa, pero solo fue el final anunciado del tratamiento cancelado.

Total, que ayer, cuando fui a apuntar en mi megacalendario regluno la visita de este mes, me dí cuenta de que era mi última regla del año, y ya tenía que hacerme el calendario de 2015, otra vez. El de 2010 no lo hice, lo apunté en un calendario de bolsillo que me dió la gine de planificación familiar, pero los siguientes me los hice yo en tamaño folio. 

Y fue entonces cuando lo decidí: 2015 no tendrá calendario regluno!

Ese es mi propósito de año nuevo. 

Evidentemente siguen habiendo otros propósitos (perder peso, hacer más ejercicio, acabar mis proyectos...), pero eso pasa durante todo el año! 

Yo es que soy muy ilusa y sigo mis ciclos como el primer día, aunque últimamente ya no lo hago tanto, pero necesito olvidarme por completo de las fechas, de las visitas, de los días no tan infértiles, y de planes a medio plazo, y por más que lleve meses sin hacerme cálculos, si pillo el calendario no puedo evitarlo. En 2015 no podré hacerlo, mi plan es confiar en alguien para que me lo apunte y poder preguntarle en caso de necesidad (necesidad de verdad: visita en el gine, o previo tratamiento, si es que los hay).

Más que un propósito, parece un despropósito!!

---------------------------

Mensajillo a la #infertilpandy:

Como véis, eso de escribir poco no es lo mio, así que me explico por aquí. Aun no os distingo, lo confieso, de vez en cuando entro, visito blog, les doy a seguir, luego ya no sé quien es quien, pero en ello ando! Dadme tiempo que poco a poco iré conociéndoos!!
Un abrazo!!

2 comentarios:

  1. Me parece una idea genial, intentar desconctar un poco de esos calculos!!! Yo me ofrecco voluntaria a apuntarte la regla si lo necesitas. Un besito @mipekemilagro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que voy a ser más feliz sin ese calendario XD
      Gracias! En principio quiero pedírselo a mi madre (ay, sí, lo he pensado bien, hay que darle una oportunidad jeje), pero si la cosa falla te tengo en cuenta ;)

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.