jueves, 31 de diciembre de 2015

Adiós año bonito, hola 2016

Hace un año escribí sobre la entrada en el año bonito, 2015, y lo hice de corazón, esperando que, pasara lo que pasara, fuera el año bonito.

Y lo fue. Ha sido un año en el que han pasado muchas cosas maravillosas. Podría haber acabado de la mejor de las maneras, y no ha podido ser, pero no ha borrado por eso lo bonito que fue mientras duró.

Durante todo el año han pasado cosas muy bonitas y positivas! 

Me llevo sobre todo a mis guerreras, que han estado cuando tenían que estar y han respetado mi silencio cuando lo he necesitado.

A mi sobri, con el que he compartido pocos pero intensos días llenos de risas y de momentos especiales.

La fuerza, que no sé de donde me sale, y el optimismo y las ganas de vivir con las que he afrontado este año.

Los viajes que hemos hecho con nuestra caracolita viajera.

Los dos tratamientos, preciosos los dos, en los que adopté 4 embriones en total y uno de ellos se quiso quedar conmigo, aunque no lo consiguió.

La mayor de las alegrías al poder decir a la familia que íbamos a ser uno o dos más. Esto no me lo quita nadie! No pudo ser, pero ese momento mágico, lo llevaré siempre en mi corazón.

Y muchos muchos buenos momentos.

No sé qué va a pasar en 2016. Empezaremos el año "en descanso indefinido" y no sabemos si lo acabaremos igual, peor o muchísimo mejor. Pase lo que pase, espero que 2016 sea un buen año.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Descanso indefinido

Hoy cerramos capítulo. 

Tras la visita en la que veíamos los resultados de anatomía patológica (normales, por cierto, no hay causa, simplemente se paró), hemos acabado por fín.

Pero hoy, no solo cerramos capítulo sino que plantamos el cartelito de "Continuará..." 


No sabemos por qué camino continuaremos, pero lo que sí tenemos claro es que necesitamos un descanso indefinido. Stop a los tratamientos, a las pruebas, a las visitas... Necesitamos desconectar de todo esto. 

No sabemos si volveremos a intentarlo dentro de unos meses, de 1 año, 2 años... O si volveremos a intentarlo. Ni si haremos el mismo tratamiento u otro, en esta o en otra clínica. No nos hemos rendido, pero estamos en tiempo muerto de forma indefinida. Solo el tiempo nos puede dar la perspectiva que necesitamos para decidir. 

Sigo pensando que lo que nos ha pasado ha sido un gran paso, ahora sé que puedo embarazarme, pero a veces hace falta más que eso. Necesitamos estar los dos al 100%.

Seguiré con el blog, comentando pelis, hablando de infertilidad, o de lo que se me ocurra, a falta de novedades...

Y hoy, también, hace un año que presentamos nuestra solicitud de adopción. "Solo" quedan 6 años. Una eternidad... el camino es lento, pero lo andamos casi sin darnos cuenta, de momento.

Punto y seguido.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

La extraña vida de Timothy Green

Hoy vengo con otra peli de infertilidad. Lo cierto es que me gusta que hayan pelis que traten el tema porque es una forma de dar a conocer la infertilidad, aunque algunas lo hagan mejor que otras. Y esta, es una película totalmente diferente a cualquier otra.

Los protagonistas son una pareja que, tras intentar todo lo posible, les dicen que ya no se puede hacer más. Así empieza, directamente con el mazazo, no sabemos qué hay detrás de su historia, pero sabremos qué hay a continuación.

Ella no puede dejar de llorar, él no puede rendirse sin más, y juntos escriben en unas hojas de libreta qué cualidades tendría su hijo: tendría una gran corazón, sería sincero, tendría el humor del tio Bob, marcaría el gol de la victoria, sería roquero... ¿Y qué hacen con todas esas cualidades? Las meten en una caja y la entierran en el jardín.

La sorpresa viene cuando, durante la noche, descubren que hay un niño en casa, lleno de barro, con hojas en las piernas y que les llama papá y mamá. Entonces se dan cuenta de que es el niño que siempre habían deseado y que, por arte de magia, ha aparecido en sus vidas.

Ya no cuento más, solo he contado lo que supe antes de verla.

Es una peli de fantasía, claro está, y es una película bonita, diferente, que seguro que os llega al corazón.

Las imágenes de los paisajes son preciosas, los colores, la fotografía... increíble! A mí me dan ganas de irme allí a vivir de lo bonito que es.

 (Con lo que me gusta a mí el otoño...)

Y poco más voy a contaros, pero voy a destacar dos frases que para mí significan mucho:

- Sentí que era mío desde la primera vez que le ví. 

(Le contesta a su hermana cuando le dice que pensaba que quería tener "sus propios hijos". Que vaya tela la hermana, por cierto, menos mal que la mía es totalmente opuesta :P)

- Solo puede ir a mejor.

(Responde el niño riendo cuando ven lo mal que se le da el balón)

Ahí lo dejo, sacad vosotros/as vuestras conclusiones ;) 

¿Alguien que la haya visto?

viernes, 11 de diciembre de 2015

Y así fue como acabó

Hace un mes que supimos que estaba embarazada, lo habíamos conseguido, éramos los más felices del mundo aunque con precaución porque sin eco que lo confirmara no queríamos hacernos ilusiones de más. No queríamos, pero era imposible.

Aguantamos hasta la eco casi 3 semanas sin saber nada más que la súper beta. Y en la eco ya sospechamos que se había parado, podía ser que fuera lentorro, pero no fue así. Cuatro días después fui de urgencia porque manché y ya vimos que no, que se estaba yendo, pero por si acaso y como era pronto, me mandaron reposo absoluto que cumplí a rajatabla. Y cuatro días más tarde, de nuevo, la eco que nos confirmaría que no evolucionaba y estaba parado.

Siguiente paso: consulta con el gine de adeslas que trabaja en la clínica y que además tiene su consulta privada. Nos recomienda legrado al pasar el puente.

Y allí nos presentamos 3 parejas a la misma hora. Ingreso a las 6 de la mañana, preparación, gotero de antibiótico, pastillas para dilatar (citotec) a las 7 y a las 9 a quirófano.

Ni las 9, ni las 10... nos dieron las 11... y yo llevaba con dolores tipo regla (he de decir que mis reglas son dolorosas, así que no sirve como referencia) y sangrando desde antes de las 9.

Estaba jodida y cabreada, porque si citas a 3 parejas, cítalas a horas escalonadas, y si soy la última no me digas que a las 9 me operas. La primera estaría con las pastillas 2 horas, la segunda 3 horas y yo más de 4 horas. ¿Era necesario?

Una vez en quirófano, me coloqué en el potro y sin prisa ninguna me colocaron todo. Me chutaron y a dormir.

Cuando desperté recuerdo que dije que quería dormir y me dijeron que me tenía que despertar. ¿Por qué? Me habían hecho madrugar, yo quiero dormir! Y olvidarme de todo...

Me dijeron que luego pasaría el doctor a verme, yo preguntaba si había ido bien y me decían que sí, pero que luego pasaría el doctor.

Me pasaron a la cama, eso lo recordé después, alguien me cogió por debajo de los brazos y creo que una chica por los pies, no recuerdo bien. Y de paseo a la habitación tras pasar por la zona de familiares donde se quedan todos mirando, no sé qué miran, de verdad...

A las 12 estaba en la habitación. Me desperté más y tenía dolor, se lo dije a la enfermera (creo que lo había dicho ya en quirófano, pero está borroso) y me puso algo en el gotero.

El doctor no pasó. Vio a mi marido en el pasillo antes de que me subieran a la habitación y le dijo que había ido bien y que volviéramos en dos semanas a su consulta.

Pero yo me quedé con las ganas de preguntarle cosas. Ni una sola recomendación para los días siguientes, ni una sola duda resuelta, ni el gesto de venir a verme... Tendría ganas de irse.

Conseguí dormir a ratos hasta las 13:30, a las 14h. ya no tenía apenas dolor, y las molestias se fueron poco a poco.

Tenía que levantarme e ir al wc con la ayuda de mi marido, que me llevaba de la mano y en la otra llevaba el gotero. Y supe que me habían sondado, tampoco me dijeron nada, lo supe por experiencias previas, y es que cuesta orinar y duele las primeras veces, luego se pasa.

A las 15h. empecé a beber y a las 15:30 me trajeron la comida, con un yogur de postre (que no me comí, claro) a pesar de tener dieta sin lacteos. Comí con miedo a que me sentara mal y no comí mucho, pero tenía hambre.

Ya me encontraba muchísimo mejor, pero como llevaba el gotero no podía moverme de la cama más que para ir al wc con ayuda.

A las 17h. me trajeron una manzanilla y 4 galletas sin lactosa.

Y a las 18h. pasaron a ver cómo estaba para darme el alta. Entre recoger, papeleos y demás, salíamos a las 19h más o menos.

Y por la noche supe que algo de la comida llevaba algo lacteo.

¿Por qué cuento todo esto?

Porque yo no sabía cómo era esto y me hubiera venido bien que alguien lo contase.

Como habréis podido imaginar, han habido 3 cosas que no me han gustado nada.

- La dieta, que a pesar de avisar de mi intolerancia a los lacteos, la comida no la tuvieron en cuenta, yo pensé que se les había colado el yogur, pero por lo visto, no era solo el yogur que no me comí. Culpa mía por no asegurarme, pero en realidad son ellos los que tienen la responsabilidad de no intoxicar a un paciente.

- La forma de trabajar del doctor, o más bien, de tratar con el paciente. No será mal doctor, la verdad es que médicamente no tengo queja, y eso es importante, por supuesto. Pero citar a la gente como borregos y luego no preocuparse por pasar a ver a la paciente son dos detalles fatales. Tan fatales que si antes pensaba que si me gustaba me atendería él el parto cuando me llegue el momento, ahora tengo claro que no. 

Sé que si lo comparo con otros sitios y médicos peores, no tengo ninguna queja, pero este es mi cuento.

Hasta aquí la parte racional, la retransmisión de los hechos, la parte emocional me la dejo para cuando esté preparada.

Aunque no los responda, tengo que decir que agradezco todos y cada uno de los comentarios que recibo. No me siento con ánimos para responder uno a uno, así que... gracias por los comentarios, por los ánimos y por vuestra paciencia.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Un gran paso

En todos estos años que llevamos intentando ser padres, nunca, nunca, me había quedado embarazada. Hasta ahora, siempre había existido la duda de si yo podría quedarme embarazada algún día.

Y ya puedo decir que lo he estado. Ha durado poco, pero fue bonito mientras duró. Claro que sufrimos nervios temiendo lo que al final pasó, y miedos, y paranoias, pero ahora sé lo que se siente al poder decir a los más allegados que van a ser abuelos y tíos. Y es maravilloso.

Es felicidad.

Nuestra felicidad ha durado muy poquito, nuestro vaguete se paró muy pronto, y la semana que viene me harán un legrado. 

Es algo a lo que siempre tuve miedo, sufrir un aborto es algo horrible, y "sufrirlo después de tantos intentos, después de tanta lucha, debe ser fatal" (me decía yo). 

Y bueno, no deja de serlo, pero no puedo dejar de ver el gran paso que hemos dado! 


¡Puedo embarazarme! Antes nadie podía asegurármelo, pero ahora sé que sí! Ahora tengo motivos por los que luchar, no es una lucha a ciegas! 

Así es como lo veo, como lo siento, y como quiero seguir viéndolo. 

Es duro, no voy a negarlo, pero me siento más fuerte que nunca cuando siempre pensé que me hundiría del todo. Pero ahora me toca a mí ser el apoyo de mi marido, ayudarle a levantarse o tumbarme con él un ratito.

Quizás sea porque lo intuí, antes de la eco, me negaba a verlo porque no tenía experiencia y me obligaba a pensar en los casos de 0 síntomas. Quizás sea porque lo ví en el momento en que se vió el saquito, supe que ahí faltaba algo, y al principio quise confiar en que era un vaguete y crecería más tarde, pero cuando manché y vimos la eco de nuevo, lo supe. Si hubiera habido algún avance hoy, me hubiera sorprendido tanto como lo haría si me miro al espejo y veo otra cara que no sea la mía.

Sea como sea, tenemos que seguir luchando. Ahora más que nunca. Pero paso a paso, primero tenemos que cerrar capítulo, luego descansar, y ya decidiremos el siguente paso.

lunes, 30 de noviembre de 2015

La eco

No sé por donde empezar, así que seré directa.

Vimos un saquito, muy bien implantado, con su vesícula vitelina, pero mas pequeño de lo que debería. 

No sabemos si es un vago que va lentorro o si está parado. Volveremos la semana que viene a ver si ha evolucionado. 

¿Cómo estamos? Machacados. ¿No podíamos disfrutar de una eco relajada, tranquilos, viendo un peque en el estado que le corresponde, viendo que está todo bien? Un palo tras otro. 

Pero confiamos en el peque y le enviamos fuerzas para que espabile.

Y a esperar. A seguir esperando. 

Mientras tanto, siento si estoy desaparecida de twitter y no respondo los comentarios. No tengo ánimos para hacerlo, los centro todos en el peque.

sábado, 28 de noviembre de 2015

El viaje más largo

Hoy va de cine. Y es que el otro día ví "El viaje más largo" y tengo que decir que me gustó mucho.



Ojo, que algunos/as diréis que no es un peliculón o incluso que es un tostón, eso va a gustos.

La peli enlaza el presente con recuerdos del pasado, y es ese pasado el que me atrapó, una historia de infertilidad en los años 40. Siento destaparos ya esta parte de la historia, pero eso es lo que, para mí, hace esta peli especial.

No diré mucho más, pero os podéis imaginar lo que supone afrontar la infertilidad cuando aun no habían técnicas de reproducción asistida. Y eso es lo que me hace pensar que, a pesar de todo lo que estamos pasando, a pesar de la cantidad de problemas de infertilidad que existen, a pesar de ser tantas parejas las que la sufren, podemos dar gracias por esta oportunidad de intentarlo.


Porque vivimos en un país con muchos avances en este campo, porque la ley nos permite acceder a ello y además hay quien tiene la suerte de poder conseguirlo por la seguridad social sin gastarse sus ahorros.

Y oye, podemos elegir clínica de entre las mejores, y si no nos gusta una clínica o un profesional podemos cambiar. 

Y podemos empeñarnos si queremos. Podemos intentarlo una y otra vez si nos lo permite el bolsillo.

Podemos perder, pero podemos ganar también.

Algunos no lo conseguiremos, pero muchos sí que lo haremos. Tenemos esa oportunidad, la que nos da la ciencia. Y eso vale muchísimo.

Bueno, hablo de mis conclusiones y de lo agradecida que me he sentido porque yo tengo esa oportunidad que los protas no tienen, pero es que no quiero estropearos la peli. Ya os he destripado bastante.

Y tú, ¿La has visto? ¿Te ha gustado?

viernes, 27 de noviembre de 2015

La ecoespera

Ya estaba avisada: "Si con la betaespera lo pasas mal, con la ecoespera, prepárate."

Ya había leído a muchas chicas que se preocupan porque no notan nada. Ya iba preparada para no notar nada, pero aun así...

A estas alturas ya no sé si noto algo o no noto nada. Cuando tengo molestias porque las tengo y cuando no las tengo porque no las tengo. No sé si son cosas mías o pasan de verdad. No sé si lo poco que creo notar son síntomas o son causados por otras cosas, como por ejemplo el ácido fólico (que me sienta mal y me lo tomo cada 3/4 días, y ahora no solo me da diarrea sino nauseas durante tres días). Y si tendrá algo que ver el hambre voraz que me entra de repente que casi me da nauseas, pero luego no como mucho. Eso sí, nauseas mañaneras ni una, de momento, y que siga así.

Me da pánico, terror, pensar que existe la posibilidad de que algo vaya mal. Lees sobre embarazos bioquímicos o que se paran, y me bloqueo. Me quedo paralizada por el miedo, sin palabras, sin reaccionar. 

Me digo que tiene que ir bien y me centro en todos los embarazos que han ido bien. Eso me ayuda. 

Una parte de mí va a ir con ilusión, pero la otra parte va con preocupación, con necesidad de saber, con miedo. 

Me he hecho a la idea de que son dos, tanto que cuando pienso que puede ser uno casi hasta me parece poco, pero la verdad es que seré feliz igualmente tanto si es uno como si son dos, lo único que pido es que vaya bien.

La ecoespera es dura porque tienes miedo de hacerte ilusiones y se desmorone todo, porque no notas nada y no sabes si eso es bueno o malo (pero sabes que no es ni bueno ni malo), porque te preocupa lo que puede pasar y lo que esté pasando dentro de tí... Y porque son muchos días de incertidumbre.

Casi 3 semanas así. Y no me quejo porque no lo he llevado mal, he pasado betaesperas más desesperantes, pero es diferente. Además, en esto no existe la posibilidad de hacer un test antes y salir de dudas.

Y he aguantado, porque me daba más miedo que no se viera nada por ser demasiado pronto.

Ya falta poco, dentro de nada os cuento ;)

viernes, 13 de noviembre de 2015

En estado de buena esperanza

Y es que esto va de esperar, esperar y esperar...

Esperar a que pasen los meses para la primera visita en RA
Esperar a ver las pruebas
Esperar visitas y listas de espera
Esperar la regla para empezar
Esperar que todo vaya bien
Esperar durante la betaespera
Esperar durante la ecoespera...
(y eso que he reducido la lista de las esperas)

Pero ya estoy en estado de buena esperanza. Solo pienso en que, por favor, vaya todo bien. 

Quiero que se me pasen los días rápidos, pero no como la betaespera, quiero pensar que dos semanas no son nada, que ahora ya me lo tengo que tomar con más calma y disfrutarlo. Veremos qué pasa.

Estos días han sido un poco histéricos. Llamadas de teléfono, whatsapps, visitas... No es que lo hayamos anunciado a bombo y platillo, pero sí a los que están en cada paso con nosotros. Nervios a la hora de comunicarlo, nervios cada vez que lo pienso... mariposas en el estómago a todas horas. Y unas cuantas lloreras.

Y los emails y los comentarios. Cantidad de gente que me lee y que ha querido felicitarme.

Es abrumador. Tanta gente que se alegra por tí... más nervios! No puedo sentirme más afortunada.

Por el momento, sigo sin los típicos síntomas, y no es que los quiera ya. Lo que sí noto es presión en el útero (y las ganas constantes de hacer pipí). Aunque a ratos, no puedo evitar calentarme la cabeza, tanto si noto la presión como si no la noto. Normal, no?

La eco nos toca en dos semanas. Parece que todo el mundo está seguro de que llevo mellizos, tanto que diría que me han convencido. Ya tenemos ganas de saberlo!

Mientras tanto ya hemos tenido la visita y la analítica con el hematólogo y está todo muy bien. Es increíble pero no tengo nada de anemia. 

Y los demás pasos... Aun ando perdida, ahora es todo nuevo, ya me irán marcando el camino.

Por otro lado, y por el momento, he decidido no enlazar en las redes sociales las entradas que tengan que ver con mi embarazo, por respeto a las que aun no lo están viviendo, que todas sabemos lo duro que es. Quizás comience nuevo proyecto para hablar de todo esto, pero no por ahora.

martes, 10 de noviembre de 2015

Puede ser...

Escribo esto a:

9 de Noviembre de 2015

Esta... iba a decir mañana, pero como soy una meona no he podido esperar a que fuera hora de levantarse, así que, esta madrugada, a las 04:30, he despertado a mi marido y nos hemos hecho un test.

Si recordáis, en esta entrada de la anterior betaespera, me hice un test el día 13 post transfer y salió negativo, aun entraba dentro de los 10 días en los que podría salir falso positivo pero salió negativo.

El test de hoy, también a día 13 post transfer, ha dado positivo.

No quiero hacerme ilusiones pero es inevitable. Procuro hacerme a la idea de que es probable que mañana la beta sea negativa porque ya no quede ovitrelle en mi cuerpo. Maldito ovitrelle. Pero lo cierto es que es bonito pensar que es positivo. 

Ahora es cuando me hubiera gustado haberme hecho test todos los días desde transfer, para ver si en algún momento fue negativo y luego positivo. Pero no lo he hecho porque no quise obsesionarme (y habría tenido que comprar 15 tests).

Mañana es la beta. Por la mañana me haré otro, el último que me queda, a ver si también sale premiado, y a medio día me llamará mi gine para decirme el resultado.

De momento, todo lo que os puedo contar es que no he dormido apenas desde que he hecho el test (he pasado largos ratos mirándolo una y otra vez), y estoy como atontada, me olvido de las cosas, y tengo que volver a hacer veinte viajes para acordarme de coger algo, por ejemplo la taza del desayuno.

No queremos contárselo a nadie por si fuera falso positivo.

Mañana os contaré más...

10 de Noviembre de 2015

Otra noche de dormir poco. Hasta las 3 iba bien la cosa, del tirón, pero como decía, soy una meona, estoy acostumbrada a despertarme, ir al wc y volver a dormirme. Hay noches que hasta 4 veces, pero lo normal es una vez o dos. 

De las 3 a las 4:15 he dormido a trompicones, meándome, pero aguantando. Mi marido tampoco dormía, así que a las 4:20 hemos dicho: vamos allá!


Test positivo. Incluso más marcado. Ya no puedo evitar cantar victoria. Pero da miedo y no nos lo acabamos de creer. 

A las 8:15 teníamos la analítica, nos llamarán más tarde... Esperaremos para confirmar lo que ya nos imaginamos.

¿Miedos? Muchos. A una beta baja, a que no avance... mil cosas. Lees tanto que luego es inevitable tener miedos, pero vamos a ser positivos. 

¿Síntomas? El mayor de todos: la ausencia total de síntomas. El domingo, las molestias de regla disminuyeron, ya no eran tan fuertes pero las he seguido teniendo, aunque suelen pasarse cambiando de posición o con un pipí :P

Y muchos muchos nervios. Mi médico de cabecera me recomendó pasiflora... antes de tomarlo busqué info con la ayuda de Isa (@isanatur) y vimos cosas feas, así que decidimos que no. Esta mañana he preguntado en la clínica y me han dicho que puedo tomar valeriana, tila y esas cosas, pero la verdad es que me da pánico, así que sigo con las gotas de bach y cuando apriete me tomaré una tila con miel de azahar y listo.

Quedan unas horas... intentaré pasarlas lo más ocupada posible, si es que puedo!


Unas horas más tarde...

¡BETA POSITIVA!

Estoy que no me lo creo, feliz, nerviosa, inquieta, con una sonrisa en la cara, y sigo sin acabar de creerme que estoy embarazada. La beta es de 1400 y pico. Nada menos!

No puedo esperar a contarlo... por fín, estoy embarazada. El mundo vuelve a girar, poco a poco.

Ahora, oficialmente en ecoespera, a seguir sufriendo, pero a ver si nos tranquilizamos. 


domingo, 8 de noviembre de 2015

GRACIAS

Sigo en betaespera, ahora ya betadesesperando oficialmente. Con muy mala hostia. Tanto que he desaparecido de las redes sociales y no me asomo ni por el whatsapp. Me molesto a mí misma. 

Me da la sensación de estar sufriendo el síndrome premenstrual, pero no quiero adelantar acontecimientos, ya se verá.

En unos días tengo la beta, no me preguntéis cuando porque no os voy a contestar, pero calculad que hay que esperar mínimo 10 días desde el último pinchazo de ovitrelle. 

En serio, si repito tratamiento voy a pedir un cambio de medicación porque esto del ovitrelle me pone histérica los últimos días. Los primeros días dices: va, no importa, qué más da 2 o 3 días más? Ya lo creo que importa, es para volverse loca no poder hacer test porque puede salir falso positivo. 

En fín, pero no venía a eso... Sea cual sea el resultado, tenía la necesidad de expresar mi gratitud a esas parejas que hacen que los sueños de otras se cumplan. 

La palabra GRACIAS se queda pequeña para expresar lo que siento, tanto si el resultado es positivo como si no, tanto si conseguimos ser padres por adopción de embriones como si no lo conseguimos, me siento muy muy muy agradecida a esas parejas que deciden donar los embriones que no van a transferirse para que otras parejas logren su sueño de ser padres.

He adoptado embriones en dos ocasiones, esta es la segunda. La primera vez, tras el negativo, sentí que les había fallado, que no había servido de nada sacarlos del frío y darles todo mi calor y mi amor. Esta vez, no sé qué va a pasar ni cómo me voy a sentir, pero quiero dar las gracias por esta oportunidad.

Gracias porque de otra forma seguramente habríamos desistido, porque cada intento es una nueva esperanza, porque son nuestro camino a la maternidad... 



miércoles, 4 de noviembre de 2015

Betaesperando...

Estoy a mitad de betaespera. Lo llevo bien, de momento, aunque empiezo a ponerme nerviosa. Hace días que tengo molestias tipo regla pero ya estoy avisada que es por la medicación, así que no me asusto. No me gusta, y la verdad es que es desagradable, dificulta mucho pensar que va a ser positivo cuando estoy sintiendo lo mismo que siento cuando me va a bajar la regla. Pero es lo que hay y procuro vivir con ello sin que me baje el estado de ánimo.

En esta betaespera no estoy leyendo tanto ni viendo tantas series y pelis, no me he hecho lista de estas cosas porque tengo mucho pendiente, pero también tengo muchas otras cosas pendientes y también esta vez prefiero tener algo más de actividad física, así que de vez en cuando me da por hacer cosas en casa que no supongan esfuerzos físicos. Pero tampoco me acaloro, voy a mi ritmo, en plan tranqui.

Claro, es que no os he contado que estoy de baja. ¿Por qué estoy de baja? Porque mi trabajo supone mucho esfuerzo físico y coger peso contínuamente. No puedo permitirme el lujo de delegar esas tareas porque necesitaría una persona conmigo todo el día y yo no haría más que mandar y sentirme mal por no poder hacerlo yo.

Así que me lo tomo como mejor puedo. Pero hay una cosa que odio de estar de baja, y son las llamadas de la mutua. La última vez, hasta que por fín me llamó la doctora, me llamaban casi cada día. La doctora me llamó un par de veces más o menos. Esta vez aun no me ha llamado.

Os voy a contar cómo ha sido la última llamada:

- Hola Ed, te llamo de la mutua. ¿Qué te ha pasado?
- No me ha pasado nada, me han hecho una transferencia de embriones.
- Pues ya te llamará la doctora.
- Vale, gracias.

En mi parte de baja pone "esterilidad no especificada" lo cual me resulta muy gracioso, pero lo más gracioso es la pregunta de la persona que me ha llamado, y el tono como en plan: "a ver, alma de cántaro, qué te ha pasado esta vez?" (ni que cogiera alguna vez una baja que no sea para esto)

¿Que me va a pasar?

Lo bueno es que ya sé de qué va esto y ya no me acojona como la vez anterior. Y es que yo con las mutuas no tengo muy buena relación, se me pone el vello de punta solo con nombrarlas... Aun así, es un precio a pagar con tal de conseguir mi objetivo, y si lo consigo, no me importará.


Una semana más. Queda la peor parte, una vez cruzo el ecuador empiezo a ponerme nerviosa, pero no me queda otra que relajarme y esperar...

martes, 3 de noviembre de 2015

Mi pauta de medicación en esta ADE

Una de las ventajas de la adopción de embriones es la poca medicación que llevas comparado con una IA o FIV. No hay que estimular los ovarios y solo hay que controlar que el endometrio esté listo para recibir a los embriones.



Ocurre lo mismo, por lo general, en los ciclos de ovodonación y de transferencia de embriones congelados. Hay una diferencia abismal! Lo malo es que la betaespera hay que pasarla sí o sí! :P

Os cuento cómo es mi tratamiento y la medicación que me han mandado:

- Cuando bajó la regla llamé para que me den cita para control el día 10 de ciclo. Hasta entonces no tuve que hacer nada.

- El día 10 de ciclo tuve control, eco y analítica. Ese mismo día me mandaron pincharme un Ovitrelle por la noche. 

- El día 13 de ciclo empecé con la progesterona, 600mg/dia (o lo que es lo mismo, 200 mg cada 8 horas). Y por la noche empezar con la heparina. Esto ya para todos los días.

- El día 14 de ciclo,  un pinchacito de ovitrelle (cuando preparas el pinchazo vas pasando rayitas hasta que marca 250, pero en este caso, contamos 8 rayitas y dejamos lo que queda para otros pinchacitos).

- El día 17 de ciclo transferencia y analítica. Por la noche, otro pinchacito de ovitrelle (también de 8)

- El día 21 de ciclo, último pinchacito de ovitrelle igual que los anteriores.

- El resto de los días hasta beta, seguir con la progesterona, al igual que todos los días, y la heparina. Y procurar no volverme loca esperando.


Lo mejor es que no hay tanto desgaste, tanto control, tanta analítica, tantas idas y venidas a Valencia... El cuerpo lo nota y la mente también. ¡Es mucho más llevadero! Y porque lo que ya hemos pasado teníamos que pasarlo, pero si no, me iba directa a ADE desde primer momento!

miércoles, 28 de octubre de 2015

Mi segunda transferencia de ADE

¡Ya está! ¡Ya están conmigo mis dos peques!



No es necesario que os cuente cómo ha sido el proceso porque es exactamente el mismo que en mi primera ade.

Os contaré que...

Que cuando han llamado estaba en la ducha y el encargado del teléfono (mi marido) no lo ha oído, así que hemos llamado y hemos tenido que esperar a que nos volvieran a llamar. La descongelación ha ido bien y nos han citado para 2 horas más tarde.

Que no hemos tenido que esperar nada. Un minuto en la sala de espera y directos para dentro.

Que esta vez nos ha tocado otra gine que ya conocíamos, pero tampoco la nuestra. 

Que no he hecho pipí hasta llegar a casa por manía.

Que el masaje ha durado exactamente 8 minutos y que luego nos han dejado allí 15 o 20 minutitos más relajaditos. Y luego la analítica.

Y que tengo muy buenas vibraciones. Me siento muy bien y con muchos ánimos.

Es casi seguro que en unos días me vuelva la ogra horrible antipática y contestona que soy en todas mis betaespera, pero procuraré evitarlo todo lo que pueda, lo prometo!

Deseadme suerte y mandadme energía positiva para mis peques!

lunes, 26 de octubre de 2015

Mi segunda Adopción de Embriones

Estaba yo tan tranquila y feliz, sabiendo que pronto empezaría nuevo tratamiento, pero sin ser consciente realmente de que estaba a las puertas, cuando el mismo día del control empecé a ponerme nerviosa.

En Adopción de Embriones, el primer y único control es el día 10 del ciclo. Y ese día ya te dicen el día de la transferencia y la pauta de medicación. A no ser que consideren necesario hacer otro, o que el endometrio no esté preparado, o mil cosas. 

Yo fuí a control el Miercoles pasado. Todo estaba como tenía que estar y me hicieron analítica de estradiol. Pensaba que me darían la pauta allí mismo, pero no, me la mandarían a medio día, y claro, pasas la mañana con los nervios, mitad de emoción e ilusión, mitad de ansia de saber.

Y a medio día recibo el correo con el pdf con contraseña. Tuve que llamar para que me la dieran, más nervios. Y ya al teléfono pedí que me pasaran con la enfermera, que ya me había dicho que la llamara para que me explicara. 

Pues bien, ese mismo día tenía que pincharme Ovitrelle. ¿Cómo? Si no lo he comprado aun! Pensaba que tardaría unos días en pincharme! Pues ale, llama corriendo a la farmacia que está a punto de cerrar y pide a ver si te lo traen por la tarde. Después de varias llamadas con la línea ocupada, consigo que me lo cojan y lo pido. Menos mal...

Y ahora ya eran los nervios de: ostras! que esto ya va!! Que me pincho hoy!

Nunca un tratamiento es igual a otro. No médicamente hablando, que también, sino por nuestra actitud. En mi anterior ADE estaba ilusionada también, pero diferente... Esta vez me lo he visto encima casi sin darme cuenta! Y de repente ha estallado todo!

El Sábado empecé con la heparina también. Esto sí que me daba terror. Ya me había pinchado heparina cuando tuve el accidente, y le tengo un odio y una tirria que me provocan tal miedo que no es normal. 

Pero llegó el momento y casi sin pensarlo cogí y me pinché, como si nada. El pinchazo no duele, es como los demás, como el gonal, el ovitrelle... pero luego empieza a doler y... 

Y me dió por mirar el prospecto, y me veo: ajustar dosis si es necesario. ¿Y esto? Y veo que en mi caja pone 6000UI y en la pauta pone que me tengo que poner 2000UI. Imaginaos el acojone que sentí la sangre cómo circulaba por todo mi cuerpo. 

Llamé enseguida al teléfono de urgencias de la clínica y expliqué lo que pasaba. Relax. No pasa nada. Debe ser un error de impresión en la pauta. La heparina se pincha entera normalmente y el hematólogo no especificó nada. No pasa nada. Me quedé más tranquila, pero aun así no pude evitar irme a dormir acojonada. 

La puñetera heparina! Pues me la pienso pinchar durante casi un año! Con acojone o sin él!

Y eso es todo hasta ahora. En unos días os cuento la transferencia con mis calcetines mágicos... ¡qué ganas tengo de estrenarlos!

viernes, 2 de octubre de 2015

Scratch endometrial

Cuando volvimos tras el negativo, pedí todas las pruebas posibles antes de volver a hacer tratamiento. 

Una de las que me propusieron fue el scratch endometrial. 

¿Qué es el scratch endometrial?

No entraré en tecnicismos porque de eso en google tenemos mogollón, pero simplificándolo mucho, es como un rascadito para "herir" el útero, de forma que su propia curación ayuda a la implantación del embrión.

¿Cuando hacerlo?

Según me comentó la enfermera de mi clínica que me llamó para darme cita, lo ideal es hacerlo el día 20 o 21 de ciclo. Yo estoy en mi día 21 de ciclo y me viene ideal poder descansar el fin de semana porque aunque no tenga importancia, en mi trabajo hago esfuerzos físicos y cargo peso, así que me venía mejor y me quedaba más tranquila.

¿Es doloroso?

Al principio no me lo planteé, pero cuando se me ocurrió fuí corriendo a la infertilpandy a preguntar y me dijeron que me tomara de todo porque es muy doloroso. Les hice caso y me he tomado: Omeprazol de buena mañana (por si acaso, que yo no tomo nada nunca), antiinflamatorio en la comida, relajante muscular (más bien flojillo, pero era el que me dieron en la farmacia que no tuviera lactosa), y un nolotil (he comido algo antes de entrar y me lo he tomado para que fuera haciendo efecto). El ginecólogo me ha dicho al acabar que me tomara cualquier analgésico menos aspirina.

Y ahora mi opinión: 

Duele, duele bastante, y eso que iba drogada jeje, pero ha sido rápido. 

En cuanto ha dejado de hurgar, ha dejado de doler. Desde entonces tengo molestias, pero soportables, claro que ya iba por delante todo lo que me había tomado, si no me hubiera tomado nada estoy segura de que seguiría doliendo aunque con menor intensidad.

¿Y ahora qué?

Pues ha aprovechado para hacerme biopsia, cosa que no sabía que me iban a hacer pero que me parece muy bien. Así que nos han hecho pasearnos por el hospital, primero al mostrador y luego al laboratorio, para entregar la muestra. Menos mal que no hemos pillado hora punta de tráfico de pacientes que si no, para pasearme y hacer colas estaba yo.

En una semana tendremos resultados, espero que salga todo bien!


ACTUALIZACIÓN: 

Al acabar el scratch pregunté si sería normal que manchaba, me dijo que sí, lo cual ya esperaba, y cuando me vestí me puse directamente  una compresa que llevaba en el bolso para la ocasión.

Pero no es eso lo que quiero contaros jeje Lo curioso es que no he manchado nada hasta dos días después, y calculo que no tiene nada que ver porque es el manchado que ya esperaba, el que siempre aparece una semana antes de regla aproximadamente.

Así que, si te van a hacer un scratch, lleva una compresa por si acaso, aunque no es seguro que la vayas a necesitar.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Otoño mágico

Siempre me gustó el otoño, tal vez porque mi cumple es en otoño, o tal vez por la nostalgia del entorno, las hojas caídas, la lluvia, las tardes cada vez más cortas, los colores... Son muchas cosas las que me gustan del otoño.

Otoño mágico adopción de embriones

Hace dos otoños empecé mi primer tratamiento después de dos años con pruebas, el cual fue cancelado. Empecé así, a trompicones. Pero no influyó en mi visión del otoño.

Hace un otoño, me cancelaron la última fiv, y fue duro, muy duro. Pero también nació mi sobrino, casi el mismo día de la cancelación, y tampocó cambió mi visión del otoño.

Este otoño no podía empezar mejor, o podría decir que el verano no podía acabar mejor, porque el último día de verano recibí la llamada mágica de la clínica:

"Ya tenemos asignados los embriones."

Y entré en el otoño feliz, con un peso menos que cargar. Esa noche dormí profundamente, y no solo por la semana agotadora que estoy teniendo (mejor digamos, mes agotador, como cada septiembre).

Ójala aun pueda decir que 2015 fue mi año bonito. Que bonito está siendo, la verdad, pero ójala sea el año en que, por fín, me quedé embarazada. 

Nos queda poco para saberlo, y es que en la próxima regla iniciamos nuevo tratamiento de adopción de embriones. Ciclo natural, si es necesario me darán medicación (supongo que sí, como la otra vez), y a betaesperar a finales de Octubre o principios de Noviembre.

El otoño de 2015 está empezando de manera insuperable, y espero que acabe mejor todavía, y el invierno también lo sea, y la primavera, y el verano me dé lo que más deseo en este mundo.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Vitamina D

La última prueba a la que me tenía que someter antes de ir a por nuevos pequefresquis, era la Vitamina D. Ya tengo los resultados, pero antes, me gustaría hablar un poco sobre ella, puesto que después de informarme al respecto, me parece súper importante.

Ya hace años que se estudia el impacto de la vitamina D en la fertilidad, pero ha sido recientemente cuando un estudio ha publicado que está mucho más relacionado con la implantación del embrión en el útero que en la calidad de los ovocitos. Esta doctora lo explica muy bien, pero si queréis saber más acerca de ello, podéis encontrar información en San Google poniendo "vitamina D fertilidad", ya que lo explican mucho mejor que yo. 

Más o menos se resume en:

- La Vitamina D tiene un papel muy importante en el sistema inmunológico, con acciones antiinflamatorias e inmunomoduladoras en el páncreas, el corazón y el sistema cardiovascular, y, por supuesto, en el sistema reproductor. 

- Con un nivel adecuado de vitamina D se mejoran las condiciones del endometrio de cara a la implantación, creando una ambiente equilibrado entre células inmunes y moléculas inflamatorias para que el embrión tenga más posibilidades de implantar.

- La carencia de esta vitamina, fundamental para casi todas las células del cuerpo, está relacionada con “la dieta, el estilo de vida y el uso de cremas con factor de protección solar”.

- El 90% de la vitamina D que absorbemos es a través de la exposición solar y, por el estilo de vida actual, se evita precisamente esa exposición. “Vamos de casa al coche y de ahí a la oficina o lugar de trabajo. Y si hacemos deporte lo hacemos en un gimnasio”.

- Las cremas con protección solar impiden la absorción de esa vitamina crucial para nuestro organismo.


¿Por qué me parece tan importante? Es obvio, es fundamental para la implantación y para el embarazo. Por eso, después de informarme, no entiendo cómo no analizan la vitamina D antes de cualquier tratamiento, incluso junto a los primeros análisis hormonales de la primera visita a reproducción. 

¿Quizás esté exagerando? Teniendo en cuenta la cantidad de mujeres con déficit de vitamina D, y lo sencillo que es analizarla, creo que no está de más. 


¿Como aumentar la vitamina D?

- Sobre todo, exponiéndonos al sol. Es importante exponerse al sol 20-30 minutos al día. Sin protección solar, sin cristales de por medio ni en días nublados. Cuanta más piel expuesta mayor absorción, pero en invierno, bastará con las manos y la cara (y cuanto más tiempo, mejor). Recordemos que el 90% de la vitamina D que absorve nuestro cuerpo lo hace mediante la exposición solar.

- Mediante la alimentación. Ingerir alimentos como el pescado azul y los huevos. Mencionan también la leche, pero desde que dejé la leche y me informé al respecto, yo no la recomiendo.

- Suplementos de Vitamina D, siempre recetados por el médico, y ajustada la dosis, puesto que la sobredosis de vitamina D también puede ser perjudicial y tóxica.


En mi caso, cuando me propusieron analizarla, hicieron mención a mi piel blanca nuclear. Como soy blanca, es muy probable que tenga la vitamina D por los suelos. Claro que soy blanca porque soy blanca, no porque no me dé el sol, y es que en mi trabajo paso en el patio una media de hora y media al día, donde luce el sol durante todo el día el 90% de los días.

Además, este verano, me he obligado a salir a tomar el sol media hora al día a pesar del calor, que yo soy de esconderme en las horas centrales y salir cuando se esconde el sol en pleno verano. 

Y mis resultados dicen que NO tengo déficit de vitamina D, aunque está más bien tirando para abajo. Así que, aunque de momento no tengo que tomar suplemento, yo sigo con mis baños de sol todo lo que el tiempo me permite.

Así que desde aquí, animo a todo el mundo a tomar el sol!



miércoles, 16 de septiembre de 2015

¿Donación de un familiar? No, gracias.

Esta mañana he leído a @redinfertiles en twitter proponer un debate sobre la donación: "¿qué pasa si alguien quiere donar semen a unos amigos?"

Partiendo de que no es legal en España, es algo que, en nuestro caso, por necesidad de ambos donantes, hemos pensado en algún momento. Por eso, me gustaría hablar de mi opinión. Eso sí, en todo momento es una opinión, y como esto es algo muy complicado e interfieren muchos sentimientos, respeto todas y cada una de las opiniones.

Yo estoy en contra de todas las donaciones de semen u óvulos por parte de conocidos. ¿Por qué?

jueves, 20 de agosto de 2015

Buscando bichines

Parece que fue ayer cuando os conté que ya estaban buscando a mis fresquis, por allá por Febrero, y 6 meses después ya vengo a contaros que van a volver a buscarnos otro par de fresquis. Y es que, gracias a lo que estamos ahorrando y a una ayudita que nos ha caido como del cielo, ya hemos conseguido recoger el dinero que necesitamos para el tratamiento.

Hoy hemos tenido visita para que nos pongan ya en lista y para llevarle resultados de pruebas, que los habíais visto antes vosotros que mi gine :P. Me falta la vitamina D, que la haremos cuando estemos más cerca, y el scratch, que será en el ciclo anterior, cuando ya tengamos los bichines asignados. 

Y mientras tanto, me quiero analizar las NK, que mi gine me dijo que ellos no le daban importancia porque no está demostrado que tengan nada que ver, pero yo leo a la infertilpandy y me niego a cruzarme de brazos. No sé, ya os contaré cómo quedo con esto, porque el hematólogo me hizo muchas pruebas de inmunología también, y de momento no salió nada mal, solo las trombofilias, que ya son bastantes.

Y ahora a disfrutar de las pocas vacaciones que me quedan, que dentro de nada estoy peleando con otros bichines en el aula!

martes, 18 de agosto de 2015

Into the woods

Las vacaciones me están pasando factura. Demasiado tiempo libre y una casi inexistente oferta vacacional que me pueda permitir en estos momentos, que yo ya tuve mi viaje y  ahora me toca quedarme en casa... ¿Salir? Cuando hay un plan al que optar sí, por supuesto. ¿Con quién? He ahí el problema, no entraré en detalles pero volvemos a lo mismo de siempre: necesito hijos para ponerme al día con la vida social de los que me rodean. Vamos, que llevo tantos años de retraso que las salidas con amigas con hijos ya son aburridas y repetitivas.

Y acabo quedándome en casa, viendo pelis como "Into the woods". Sí, sí, también me está dando tiempo a hacer de todo en casa, que hay que aprovechar también, pero como el año que viene me pille en la misma situación no me vuelve a pasar lo mismo.

El caso es que el otro día me dió por ver esta peli y no podía dejar de comentarla, y si no la habéis visto, enseguida sabréis por qué. No os la destriparé, solo os contaré el principio, que es de lo que quiero hablar.

Pensaba que sería una película más oscura, no tenía ni idea de que fuera musical, y la verdad es que no conocía el argumento, así que cuando empezó y empezaron todos a cantar, lo cual me recordó al principio de La bella y la bestia, me sorprendió.

Érase una vez... Caperucita, Jack, Cenicienta, Rapunzel, una bruja... y un panadero y su mujer.

"I wish..." empiezan a cantar cada uno de los personajes. Y yo pensando: yo también I wish...

Caperucita es una glotona que se come los dulces del panadero con todo el morro del mundo, la madre de Jack desea que su hijo no sea tan tonto, Cenicienta desea ir al baile, y la mujer del panadero... desea un hijo que no llega.

Esto sí que no me lo esperaba.

La bruja ofrece un trato al panadero y a su mujer, y es levantar la maldición que echó sobre su familia para que no tuvieran descendientes. 

Deben internarse en el bosque y conseguir una vaca blanca, la capa de caperucita, el zapato de cenicienta y un mechón rubio, y llevárselo antes de la tercera media noche.

¿Qué queréis que os diga? Que a mi me pareció de lo más fácil! ¿Y ya está? Reúnes esas cuatro cosas y se acabó la infertilidad? Por Dios, que me lleven ante esa bruja que yo, si es necesario, consigo la vaca verde, la capa del rey melchor, el zapato de dorothy y un mechón fucsia! 

Todo eso me parece infinitamente más fácil que ponerme en manos de doctores que llevan años intentando que me quede embarazada. 

Ya puede chillar Caperucita o forcejear Cenicienta, que yo por levantar la maldición no sé qué soy capaz de hacer.

Y ahí me véis, cara a la pantalla, como si estuviera viendo un partido de fútbol: no la dejes escapar! cógelaaaa, corre, venga! 

Y no diré mucho más, solo que no me gustó el final, que no es justo. 

Mi aventura en el bosque está durando demasiado, no son tres noches, están siendo tres siglos. Y aunque últimamente mi estado de ánimo ha sido buenísimo, tengo que admitir que se me está haciendo demasiado largo. Me autonconvenzo diciéndome que hasta que llegue el momento viviré todo lo que no podría vivir con hijos, pero eso funciona mientras te mantienes ocupada, y yo me desespero cuando pienso que las vacaciones son para viajar y me veo atrapada en casa. 


sábado, 1 de agosto de 2015

Otro paso

Sin prisa, pero sin pausa. Así es como decidimos que íbamos a seguir dando pasos, y así está siendo. 

Tras el negativo, volvimos a consulta, visitamos al hematólogo, nos mandó pruebas, nos fuimos de vacaciones, y volvimos a por los resultados.

¿Qué nos pasa siempre cuando nos hacen pruebas? No queremos que nos salga nada más pero sí queremos saber por qué, y cuando esperas los resultados tienes una mezcla de sensaciones que no sabes ni describir, verdad?

Pues esta semana tuvimos la visita con el hematólogo para ver los resultados. Como no podía ir a por los resultados, el mismo laboratorio me los mandó a la clínica donde teníamos la visita, así que al llegar pregunté por ellos. Imagináos mi cara cuando me dan este papelito:



Claro, como la aseguradora no me cubría la analítica de genética, tuvimos que pagarla de nuestro bolsillo (250€), así que cuando ví este papelito solo pude pensar que me había gastado el dinero tontamente. Además riesgo de 0,81%, eso no es ná! Bien, pensé, una cosa menos, pero por lo que pagué ya podían haberme dado un informe más detallado...

Aquí faltaban resultados de la analítica de sangre, los pedí, no los había visto la chica. Eso era otra cosa:

Analítica 1
Analítica 2
Analítica 3

Todo bien excepto por el factor VIII, que está un poco elevado. Y ahí te quedas pensando: bueno, está un poco elevado, pero será suficiente como para que influya? será esto o esto no significa nada? Lo que suele ocurrir cuando no sabes interpretar resultados de analíticas, que además yo, en esto, estoy muy pez.

No tardamos nada en entrar. Cuando le dí los resultados que me habían dado en el mostrador, se queda mirándolo y dice: "Esto no sirve para nada! Los resultados los tengo yo!" Se va, y vuelve con un sobre tamaño folio con un informe de 8 folios en su interior. Aaaaah, amigooo!! Eso es otra cosa!! Hubo un momento en que pensé que me daba igual lo que pusiera, al menos había pagado por algo, no por nada! Y como el riesgo me pareció tan bajo, antes de que dijera nada ya había pensado yo que, bueno, nos hemos gastado el dinero pero ya lo hemos descartado, siguiente paso.

Vió primero los resultados de la analítica y nos dijo lo que ya temíamos: el factor VIII está un poco elevado, pero no es mucho, estabas resfriada ese día? Pues no, no recuerdo ya cuando fue mi último resfriado. No le dió demasiada importancia, tomó nota, lo demás estaba todo bien, y pasó al informe grande.

Y aquí sí. 


No voy a interpretarlo porque no tengo ni idea de esto, lo poco que sé es lo que he podido leer por ahí, y se resume en que existe un riesgo genético a sufrir trombosis. No es alto, pero aumenta mucho con tratamiento hormonal y con el embarazo. 

Por lo tanto, el tratamiento a seguir es lo que más miedo me daba. Sí, me ha tocado premio, me toca pincharme heparina. Yujuuu! No es la primera vez, aunque de aquello hace 9 años y fue preventivo por reposo tras un accidente, pero lo odiaba. Esta vez va a ser para casi un año, porque me voy a quedar "preñá" y tendré que seguir con ella hasta mes y medio después del parto.


Aunque no hagamos estimulación ovárica, al ir a ade, sí tengo que empezar al iniciar el tratamiento hormonal, eso me lo dirán en la clínica.

Sinceramente, sabía que tenía papeletas por antecedentes familiares, pero no quería que me saliera, evidentemente. Fue un palo. Quizás hace un año me hubiera derrumbado, casi seguro. Ahora soy de fácil absorción. Lo considero una putada, pero me ha tocado, no tengo otra que asimilarlo y seguir adelante. 

Aún así no puedo evitar recordar aquella ginecóloga que nos dijo: "con tantas causas de infertilidad por parte de los dos, sería muy raro y mucha casualidad que también tuviera problemas para implantar, que entre los dos ya tenemos mucho". Pues soy rara y tengo mucha casualidad. Quiero pensar que ya, que ya está todo descubierto, ya no hay más, esta era la última... No funciona, ya me espero sorpresas detrás de cada puerta.

Y no lo digo de forma negativa. Aunque me leo y lo parece. Simplemente, no sabemos qué ocurrirá. 

Visto de forma positiva, nos alegramos de saber lo que hay y de poder ponerle remedio, por poco que nos guste, ya nos acostumbraremos. Por si fuera poco, nuestro hematólogo es muy positivo y ya nos ha dado un volante para analítica para cuando tengamos la beta positiva, para controlar plaquetas, y nos veremos con el resultado. Da por sentado que nos vamos a preñar, y eso siempre da muy buen rollo.

Dentro de poco pediremos cita en la clínica para llevar los resultados y poner al día a la gine, y encargar nuevos fresquis. No sabemos cuando podremos hacer el tratamiento pero esperamos poder hacerlo antes de acabar el año. No tenemos fechas, mientras tanto seguimos viviendo. Seguimos super bien de ánimos.

lunes, 25 de mayo de 2015

Visita tras el negativo

Esta tarde hemos tenido la cita con nuestra doctora para hablar del tratamiento y el negativo. 

La doctora, en principio, no tenía mucho más que decirnos que lo que nos dijo por teléfono. Tenía todas las papeletas para quedarme embarazada: muy buen endometrio, muy buenos embris, la transfer fue muy bien, las analíticas estaban muy bien... pero no me tocó. 

Le he preguntado dudas, como por ejemplo, cómo ha sido mi betaespera, vida tranquila, en casa, de baja... sobre las molestias (producidas por el ovitrelle, como ya sospechaba), y demás. Y le he comentado que no queremos hacer otro tratamiento sin hacer más pruebas, aunque en principio no haya motivos para sospechar que hay algo más. Me ha dicho que físicamente no vé motivos para hacerlas, pero entiende que psicológicamente sí, así que me ha propuesto algunas y me ha dejado a mi elección otras.

Las que vamos a hacer son:

- Me deriva al hematólogo especialista en reproducción, para que me haga las pruebas que considere.
- Analítica de la vitamina D cuando estemos más cerca del próximo tratamiento.
- Scratch endometrial, seguramente sí lo haremos, pero ya no como prueba sino para facilitar la implantación en el próximo tratamiento.

La que dejamos pendiente es la histeroscopia, puesto que supone entrar a quirófano, a mí no me apetece demasiado, y ella lo considera innecesario. De todas formas, me ha comentado que tenía un mioma de 2cm que no dificulta ni impide el embarazo, pero del cual yo no conocía su existencia. A tiempo de hacerla siempre estamos, y si de paso me lo quitan una cosa menos de la que preocuparme.

Le he preguntado sobre las NK (Natural Killers) y me ha dicho que no está claro que interfieran, que se tratan con corticoides, pero que ellos nunca lo piden porque no lo consideran importante. Me ha medio convencido, pero no del todo, será por todo lo que he leído sobre ello, así que puede que a la próxima le pida que lo miremos o nos derive al especialista. Como no tenemos prisa... 

También le he comentado que esperaba una regla superabundante y que ha sido muy dolorosa pero de poca cantidad. Me ha hecho eco y ha visto que estaba todo bien, que estaba ya acabando la regla. 

Otra duda que le he comentado es si vale la pena volver a hacer adopción de embriones o nos pasamos a la asincrónica. A pesar de tener unos buenos embriones, al no haberme quedado embarazada, me pregunto si con la donación asincrónica, al ser de doble donación, si podría aumentar las probabilidades de quedarme embarazada. Para eso tendríamos que ahorrar más y esperar más tiempo. Pero no. Quizás estén más estudiados, pero no por ello son mejores los embriones. Así que en ese sentido nos hemos quedado tranquilos, y más optimistas por el tema del dinero.

Y poco más, cuando tengamos resultados de pruebas volveremos, y mientras seguimos ahorrando, y seguimos viviendo. Aunque lo cierto es que de repente me han entrado ganas de lanzarme de nuevo, pero es imposible, ahora mismo no tenemos ni para 1/4 de tratamiento jeje Paciencia y a tomárnoslo con calma ;)

lunes, 18 de mayo de 2015

Beta negativa

Después de los último días de asimilar un más que posible negativo, de montañas rusas "ahora creo que puede ser positivo" a "no te engañes, sabes que es negativo", y de algo de nervios, esta mañana hemos ido a la clínica a hacer la beta.

La enfermera que me ha sacado sangre me ha preguntado si estaba nerviosa y si había manchado algo, a lo primero pues sí, un poco nerviosa estaba, así que no me quiero ni imaginar si no me hubiera hecho el test, y a lo segundo, nada de nada.

Tras sacarme sangre me ha dicho que a medio día me llamarán para decirnos el resultado, y nos hemos ido... iba a decir de compras, pero pensaréis que siempre estamos comprando! En realidad hemos ido a hacer unos recados para dejar de pensar en el tema, aunque ha sido dificil, hemos tenido ratos.

Una vez en casa, pensando que me llamarían más tarde, me he ido a la calle con la perra, y en eso que me llaman y, como queríamos estar juntos, me he esperado a llegar a casa pero no ha dado tiempo, hemos llamado y nos han dicho que nos volvería a llamar la doctora, así que seguimos esperando... A la media hora larga, cuando ya pensábamos salir los dos a la calle, nos ha llamado y nos ha dicho que no tenía buenas noticias, la beta es negativa y tengo que dejar la medicación para que baje la regla.

Nos ha dicho que le gustaría que fueramos a consulta y le hemos dicho que sí, que queríamos ir, así que el lunes que viene tenemos cita de nuevo.

¿Como estamos?

Bien, o eso creo, dentro de lo que cabe. El sabado estaba peor, pero el domingo me levanté animada, tranquila, y pensando ya en lo que me espera cuando vuelva al curro. Hoy estaba nerviosa porque aunque lo sabía, es imposible pensar: y si no iba bien el test? 

Mi marido está bien también. Me anima y, aunque seguro que lo lleva por dentro, está al pie del cañón. 

La verdad es que estoy positiva. Yo que pensaba que ahora mismo estaría muriendome de dolor, y lo cierto es que solo tengo ganas de pelear, sin prisa, sin pausa, sin que sea lo único en que centrarnos, pero si esto teníamos que pasarlo, pues es una cosa más que hemos pasado, el objetivo está más cerca ahora. 

¿Cuando volveremos a intentarlo? Pues ahora lo primero que tenemos que hacer es ahorrar, y mientras, hacer las pruebas que nos podamos ir permitiendo, y una vez quede todo claro y tengamos el dinero para la siguiente, entonces lanzarnos de nuevo. Pero sobre todo, mientras esperamos y ahorramos, quiero vivir, no quiero que esto sea el centro de mi universo, emocionalmente no me lo puedo permitir. Nos ha tocado pasar por esto, pero nadie nos dice que no podamos hacer nada más, la vida sigue, y sería una pena echar la vista atrás y ver que no la hemos aprovechado.

Nunca pensé que pensaría así, quizás ayude pensar que al menos el tiempo también va pasando a nuestro favor en cuanto a la adopción, solo han pasado 6 meses pero son 6 meses menos que hemos de esperar...

Valdrá la pena esperar.

Cosas que le ocurren a mi cuerpo mientras betadesespero

Ya es oficial, estoy betadesesperando. No es que mi plan no funcione, que lo hace muy bien, pero ya no estoy tan tranquila porque hoy es mi día 28 del ciclo. Que sí, que es un ciclo modificado, que con la medicación no debe bajar la regla... No me va a bajar porque voy a estar preñadísima, eso me digo, pero en momentos puntuales no puedo evitar examinar el papel higiénico.

Dije que no haría caso a los síntomas, y eso procuro hacer, pero es cierto que a mi cuerpo le están pasando cosas, sea por la medicación o sea por mis pequefresquis, el caso es que le pasan, y como luego no quiero que se me olviden, estoy escribiendo esta entrada a día 12 de Mayo, 8 post transfer, pronto para todo tal vez. 

Cosas que le ocurren a mi cuerpo:

- Desde día de transfer, sin fallar ni uno solo, molestias tipo regla. No en la parte baja de la espalda, pero sí en la zona del útero.

- Desde el sabado o domingo 10, dolor de tetas, cada día más. Ni un roce soporto.

- Bastante flujo, y no es la progesterona. Digo yo que esto es obra del ovitrelle, que aun me pinché hace 4 días.

- Algún pinchazo de vez en cuando en la parte del no-ovario izquierdo.

- Estreñimiento leve. Digo leve porque he pasado de ir demasiado ligera a lo contrario, pero nada que no solucione una cápsula de hierro.

No es que sea mucho, pero son cosas que no quiero hablar con nadie, excepto con mi marido, porque sé perfectamente que puede producirlo la medicación, y lo último que necesito son conversaciones sobre síntomas.

Ahora es cuando empieza la cuenta atrás, cuando me pongo nerviosa sin querer en algún momento concreto, o cuando simplemente se me pasa por la cabeza. Y lo peor es que no puedo hacerme test porque podría dar falso positivo, y eso sería peor incluso que un negativo temprano. Me quedan los peores días, pero intentaré llevarlo lo mejor posible.


14 de Mayo (11 post transfer):

Ayer fue un mal día. De esos en que vas al wc cada vez que notas flujo con miedo a que sea rojo, de esos que los dolores parecen más fuertes pero en realidad ya ni lo sabes distinguir, de esos en que nada consigue sacarte de ahí porque no te concentras en nada. Entonces le dije a mi marido que, por favor, fueramos a algún sitio, a donde quisiera, pero necesitaba salir y ser persona. Me ayudó muchísimo, tanto que si hay próxima betaespera (espero que esta sea la última, pero si la hubiera...) planificaré la última semana con salidas a sitios variados, donde no tenga que hacer esfuerzos físicos, pero me saque de la rutina de encarcelamiento, porque en los pueblos pequeños no hay mucho que hacer, y acaba siendo el mismo espacio "amurallado" del cual es dificil escapar.

Además añadimos otro síntoma: mala leche típica del síndrome premenstrual. 

 Si están aquí conmigo, uno o los dos, ya estarán cogiditos, qué pena que sea pronto para saberlo...


15 de Mayo (12 post transfer):

Anoche los dolores fueron a más, tanto que me tuve que tomar un paracetamol, al menos bajo sus efectos sube el poco positivismo que me queda. Espero, de todo corazón, equivocarme, pero algo me dice que esto está acabando...

Tengo la tentación de hacerme un test, si sale positivo quizás me suba el ánimo un poco aun sabiendo que puede ser falso positivo, y si sale negativo entonces ya es seguro que es negativo. Prefiero tener el fin de semana para asimilarlo y prepararme para la vuelta al trabajo.


16 de Mayo (13 post transfer)

La verdad es que ayer acabé animándome, pensando que muchas tienen dolores de regla y luego su positivo, que podría ser mi caso, y que debería seguir confiando en ellos.

Hablamos sobre la posibilidad de hacer test y no nos decidíamos, bueno, yo no me decidía porque estaba tan bien pensando que podría ser positivo que no necesitaba el test... hasta que volvieron los dolores, y le dije a mi marido: sí, vamos a hacerlo porque no puedo estar más tiempo con esta incertidumbre, y si sale positivo sabemos que puede ser o puede que no, pero si es negativo, ya nos hacemos a la idea.

Y lo hemos hecho esta mañana. Un negativo como una catedral, y no puede ser que sea pronto y suba de aquí al lunes. No queda ovitrelle en mi cuerpo, los embris deberían tener hoy 19 días, así que si estuvieran ya saldría positivo.

Cada vez, quiero equivocarme, quiero creer que no conozco tanto a mi cuerpo como creo, porque llega un día en que sé que mi cuerpo me está diciendo que se ha acabado, y no quiero hacerle caso por la medicación y porque se supone que los síntomas de embarazo son iguales o parecidos a los de la regla, pero el caso es que no consigo equivocarme nunca...

No sé qué vamos a hacer... Necesito pensar algo positivo y ni si quiera las vacaciones son una opción porque no sabemos si podremos irnos a algún sitio.

Lo que tengo claro es que no doy un paso más sin hacerme más pruebas, no estoy por la labor de seguir gastando dinero sin saber si existe la posibilidad de quedarme embarazada. Lo que no sé es cuando empezaremos, por un lado necesito desconectar de todo, y por otro... no dejaría escapar ni un minuto más.

De todas formas, voy a seguir las indicaciones de la clínica, no voy a dejar la medicación y el lunes iré a la beta.


18 de Mayo (15 post transfer)

Negativo confirmado.

jueves, 7 de mayo de 2015

Betaesperando...

... que aun no desesperando!

No es que sea fácil, pero estos días estoy tranquila. No es que no se me pase por la cabeza de todo un poco, pero procuro dejarlo de lado y seguir con mi pensamiento positivo. Pero el tiempo pasa lentamente y me queda por delante casi toda la betaespera aun...

Me dijeron: hazte un plan! Yo tenía ya mi medio plan en mi cabeza, así que seguí con él, pero no lo plasmé en ningún sitio. Voy a ver si sale algo decente y os lo cuento:

- Lo principal es que estoy de baja, mi trabajo supone esfuerzos físicos y coger peso durante toda la jornada. Esta vez no me arriesgo. Eso quiere decir que estoy todo el día en casa, me lo tomo como una especie de vacaciones (ójala pudiera haberme ido a algún sitio...), pero sin hacer el burro XD

- Libros. Mi vicio, mi escape, mi mayor entretenimiento, y mis mejores aliados. Menos mal que ya me he pasado al ebook, si no os juro que estaría arruinada y empeñada para toda la vida!! 
He elegido libros de estilo Chick Lit para reirme, para dejarme llevar, para lecturas ligeras. Sobre todo porque hace poco terminé El umbral de la eternidad, de Ken Follet, y tengo "resaca" post-lectura. Pero además tengo otros que no son tan ligeros (tampoco densos), y que tengo ganas de leer. Por si a alguien le interesa, son los siguientes:

Chick Lit:
  • He soñado contigo, de Olga Salar. 
  • Cuéntaselo a otra, de Isabel Keats (este dicen que es genial para reirse, yo me lo dejaré para el final). 
  • Un amor para Rebeca, de Mayte Uceda.
 Romanticones, historicos, landscape...:      
  • Se prohibe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión, de Mamen Sánchez (normalito). 
  • Yo antes de tí, de Jojo Moyés. (También recomendado por Bebadita)
  • 84 Charing Cross Road, de Helene Haff
  • A la sombra del arbol Kauri y Las lágrimas de la diosa maorí, de Sarah Lark.
  • En la toscana te espero, de Olivia Ardey
  • El coraje de Miss Redfield, de Ana R Cañil
  • La camarera de Bach, de Antonio Gomez Rufo
  • La librería de los finales felices, de Katarina Bivald
  • Tu nombre después de la lluvia, de Victoria Álvarez
  • Un hotel en ninguna parte, de Mónica Gutierrez Artero
  • El coraje de Miss Redfield, de Charlotte Betts
Más bien me ha dado un poco por el romanticismo, quién me lo iba a decir... Bueno, estos son mi alijo de betaespera, pero también tengo unos cuantos pendientes por leer: Bajo la misma estrella, La búsqueda, Eitana la esclava judía, El alma de las piedras, La nieta del señor Linh, La hermandad de la sabana santa, La sangre de los inocentes, Mil soles espléndidos, El bolígrafo de gel verde, Todo lo que cabe en los bolsillos... 

Vamos, que por falta de libros no será.

Luego tenemos series y pelis que si me pongo a enumerarlas seguro que no acabáis el post :P

Además de esto, no hay que olvidar el pensamiento positivo, la alimentación sana, los paseos al sol (nada de caminatas, prohibidas por la gine), el trabajo de visualización (me visualizo embarazada, aunque no es fácil, si es necesario me pongo un cojín y me miro al espejo jajjaa, los imagino ahí en el útero acomodándose, relacionándose con mi útero... jeje soy novata en esto, pero hago lo que puedo), y las gotitas de bach, que ya solo uso si noto que aprieto mucho los dientes y me duele, y para dormir (es mi tercera betaespera y nunca había dormido tan bien, aunque eso sí, me pongo poquito, no quiero abusar, por si acaso).

 Y así es como betaespero...