miércoles, 3 de febrero de 2016

Cuando el mundo volvió a pararse...

No se paró de golpe. Empezó a ralentizarse muy poco a poco, puede que incluso antes de darme cuenta. Ahora ya vuelve a estar parado del todo. Otra vez.

aborto reproducción asistida proyecto probeta ilusión


Si soy sincera, con mi corto embarazo me ví un poco fuera de mi zona de confort. Tantos años aquí, donde ya conozco tanto, donde no me gusta estar pero es a lo que estoy acostumbrada, hizo que me viera en un punto de mi vida totalmente desconocido. Vale, para todas las primerizas lo será, pero para mí era algo tan anhelado y tan esperado, que no imaginé que me iba a sentir así.

El mundo empezó a girar, poco a poco. Mi vida, que había estado en pausa, volvía a avanzar.

No quise comprar nada, me daba miedo pasar por la zona de bebés de los grandes almacenes, pero lo hacía rápido y con ilusión, pensaba "ahora sí que sí, en menos de dos meses me lanzo a comprar todo lo que siempre quise".

Y volví a diseñar la habitación aun sin saber si sería uno o serían dos. El color, ya decidido de hace años. Los adornos, a conjunto con ese color y otro complementario...

Y a día de hoy, siento como se me clava en el corazón un cuchillo invisible cuando pienso en ello. En lo que iba a ser, y en lo que de momento no va a ser. Incluso, es posible que no lo vaya a ser nunca. Y duele como si me despellejaran viva (que no lo he probado, ni quiero, pero tiene que ser algo así).

No he perdido la ilusión, ni he dejado de ser positiva. Pero la posibilidad de no lograrlo siempre está ahí, y hasta que lo logre, será lo que tenemos.

Duele perder un embarazo, por supuesto. Pero el dolor se supera. Con el tiempo, sí, pero se supera.

Pero cada vez que me veo en una situación en que recuerdo lo que iba a ser y no fue, me desmorono por dentro. Por fuera, me disfrazo de pirata, quizás sospechen quien hay debajo pero yo cierro los ojos y me lo guardo para mí.

Puede ser una tontería, un objeto, un color, la forma de una nube...

Quizás necesite más tiempo, quizás necesite que el tiempo pase rápido. A veces pienso que si no he de lograrlo, prefiero saberlo ya, para dejar de soñar.

Pero no quiero dejar de soñar. Y eso es lo que más duele.

Ahora el mundo está parado, hace tiempo que lo está. Y yo estoy en pausa en mi zona de confort, donde ya sé con qué me voy a encontrar. Sin miedo a que pase nada porque no puede pasar nada.

Una parte de mí quiere volver a la batalla, pero la otra quiere quedarse cobijada donde está.

La pausa será larga. No tenemos ninguna intención de empezar nada durante lo que queda de curso. El que viene ya veremos, supongo que a esas alturas ya estaré deseándolo, pero no hay fechas. Mínimo, me plantaré de nuevo en octubre, en ese otoño que tanto me gusta, aunque es hablar por hablar.

La idea es aprovechar la pausa, ahora que el mundo no se mueve, para hacer cosas. Cosas que nos gusta hacer. Cosas que dejamos de hacer. Cosas que siempre hemos querido hacer. Cosas que nunca pensamos hacer.

No abandonamos la lucha, a pesar de lo que pueda parecer, solo estamos de permiso, cargando pilas y recuperándonos para volver a por todas!

16 comentarios:

  1. Te leo y lo primero q me viene a la cabeza es que esta triste, en calma...como me gusta decir....pero triste. Mi impulso me lanza a decirte que te animes... Pero no te lo voy a decir... Ahora no....es tu momento...vuestro momento de pensar...sentir esas emociones, por fin pisar suelo firme, anhelar ese momento dónde tocasteis el cielo y que por desgracia , todo se desvaneció. HAy que pasar por ello, pasar el duelo poquito a poco, para volver a luchar con más fuerza si cabe.
    Me siento identificada con tu post...no en haber perdido un embarazo, porque todavía no se lo que es...pero si en la zona de confort... En no tener una fecha, no tener un próx asalto...y enseguir viviendo mientras tanto...
    Te mandó un abrazo muy muy fuerte y espero que nos veamos prontito. Cuidaros mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo, solo duele en momentos puntuales, porque me encuentro bien, estoy animada! Pero poco a poco voy sacando lo que hay dentro, me demuestro, por fin, que no soy de piedra, y llego a la conclusión de que la preocupación ocupaba tanto espacio que no dejaba sitio para la tristeza.

      La vida pasa en un suspiro, lo mejor que podemos hacer es vivirla!

      Yo también tengo ganas de verte! Un abrazo giganteeee!!

      Eliminar
  2. Yo lo que quiero es hacer una reflexión:
    Entrada en la que propones un sorteo de un par de calcetines: 40 comentarios
    Entrada en la que estas triste y de bajón: 2 comentarios
    A mi eso me hace pensar que toda esa gente no vale ni el canto de un duro, y perdón si soy muy directa pero es que ultimamente eso me esta pasando a mi y estoy diciendo las cosas como las siento, que la gente solo esta a lo que está....
    Un beso y que pronto estés de nuevo al 100% !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónima, está bien que digas las cosas como las sientes, pero lo has hecho como anónima!

      A ver, tiene una explicación lógica, y es que para parcipicar en el sorteo hay que comentar, si no, no participan. Eso por un lado, por otro está toda la gente que me comenta en twitter, pero que no sale reflejado aquí.

      Evidentemente, hay mucha gente con la que apenas tengo relación y al fin y al cabo que me comenten o no es algo que no tiene relevancia, pero también hay otras que están ahí siempre, y no es necesario que lo demuestren en un comentario en el blog, de hecho están donde tienen que estar.

      Eso sí, los comentarios se agradecen ;)

      Gracias!!

      Eliminar
  3. Hola, hace un tiempo te escribí felicitándote por tu positivo. Más tarde lamentando tu negativo y dándote todos los ánimos que las palabras pueden dar... si es que logran dar alguno. Ya te dije que me sentía super identificada contigo porque hemos vivido historias muy similares. Casi idénticas. Mi segunda embriodonación acabó igual que la tuya. Y leo estas palabras que escribes hoy, y describen a la perfección lo que yo llegué a sentir. Todo. Punto por punto. Eso fue en abril de 2015. No quería saber nada de volver a intentarlo. Prefería no hacer nada, y que nada malo sucediera. Dolió tanto, que asustaba demasiado pasar por ello otra vez. Pasaron 5 meses hasta que reuní fuerzas. Mi ginecóloga quería volver a intentarlo enseguida, pero yo mentalmente no me sentía preparada. Igual que estás tu ahora. En octubre le dijimos que sería nuestro tercer y último intento. No podíamos más. Yo estaba convencida al 99% que no iba a resultar, pero ese 1% de esperanza, me hizo dar el paso. Lo logré. Ese fue el tratamiento definitivo. Tras 8 años tratando de quedarme embarazada, lo logré. Y me sentí rara, adentrándome en el mundo del embrazo, ese mundo que había odiado por el dolor que me había producido durante tanto tiempo. Como una extraña, fuera de esa zona de confort de la que hablas: el mundo de la infertilidad en el que había estado tanto tiempo y que tan bien conocía. Estoy ya de 20 semanas, y aun me siento infertil. Leo post de mujeres que están pasando por lo que yo pasé. Porque me siento mas identificada con ellas que con embarazadas como yo ¡¡increible pero cierto!! No voy a decirte que que al final se consigue. Eso tú ya lo sabes. Lo malo es que no sabemos si nuestra lucha durará 1 año, 2, 3 , 5 o 10 años... y si nuestra mente lo podrá soportar. Este largo y duro camino de la infertilidad, me ha enseñado a no hacer planes. La edad corria en mi contra, y pude permitirme menos tiempo de reflexión del que me hubiera gustado. De reflexión y de coger fuerzas, entre tratamiento y tratamiento. ¡¡Se necesitan!! Pero tú ve a tu ritmo. Haz lo que te pida el cuerpo. Escuchalo. Él nos habla y nos va a ir diciendo cuando estamos listas para una nueva batalla. Te mando un besazo enorme y todo el ánimo del mundo. R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola R! Gracias por comentar, y sobre todo por estar ahí :)

      Yo creo que nos sentiremos infértiles siempre, hay quien no, pero esto forma parte tan importante en nuestras vidas que sería dificil olvidarlo, y además yo nunca quiero olvidarlo, así que, pase lo que pase, aquí una infértil para siempre!

      Lo bueno es que, si hubiera sido por mí, ahora mismo estaría de tratamiento ya, pero él necesita descansar, y yo me estoy aprovechando del parón. Tanto, que me doy cuenta de que me viene muy bien a mí también y me hacía falta también. Así que lo estoy "disfrutando" y no tenemos prisa, es curioso, pero aunque tenemos la necesidad de ser más de dos, a veces también hay una necesidad aun más grande de pararse a disfrutar de ser solo dos, de disfrutar el uno del otro y olvidarse de todo un poco.

      Y también es cierto que mi rayito de esperanza está a 6 años de aquí, mi otro camino, el de la adopción, me da una tranquilidad que no tenía antes de empezar el papeleo.

      Un beso! Y gracias!!

      Eliminar
  4. Te mereces el cielo y te mereces estar ahi. Sabes exactamente como estoy, mejor no me quieras ver. anhelo ser tia tanto como tu ser madre... espero que nunca te falte la fuerza que tantas veces has demostrado tener, y espero no hacer nada nunca q te afecte directa o indirectamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, lo sé, lo sé todo... :P
      No lo haces, es la vida, no te preocupes ;)
      Serás tía, tienes que saber lo que se siente!! jejej
      Un abrazo grandote a distancia!! (de los tuyos que nunca se acaban)

      Eliminar
  5. Hola bonita, yo sumergida en mi submundo de mi mini ciclo y menstruación ultra exprés y haciendo rituales para que se alargue aunque sea un puñetero día más y me he perdido esta entrada en su momento (aunque nunca es tarde si la dicha es buena, ea).
    Mi niña, yo es que he estado en ese lado de confort durante...mmm...ostia....6 meses antes de volver a la clínica tras lo ocurrido y así hasta ahora. Cada una tiene sus tiempos y para soportar toda la tensión, nerviosismo, estrés agobios, presión... de un tratamiento hay que estar al 100%, mentes fuertes y corazones protegidos. Así que en tu tiempo de recuperación, -en vuestro tiempo- debéis unir fuerzas y sobre todo lo que has dicho, hacer todas esas cosas que quieres/queréis hacer. Vamos, lo que os salga del.....alma.
    Ya sabes que aquí estoy si me haces eso de ahí estaré para echar un ratito jjjj que siempre viene bien.
    UNO NO....MILESSSS DE BESOS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje no te preocupes, esta entrada es un resumen de lo que va pasando por nuestras vidas, pero tú estás en el día a día!
      Sí, volveremos más fuertes!
      Muuuaks!

      Eliminar
  6. Qué voy a decirte que no sepas ya... A ratos duele más, a ratos menos, hay días en los que parece que te vas a comer el mundo y otros en los que el mundo parece que te hubiese comido y escupido a ti.
    Sólo quiero decirte que es un proceso lento, y cada una necesita su tiempo y cicatriza a su manera. Espero que en esta pausa que os habéis tomado recuperéis la ilusión, la chispa y las pilas a tope para volver con todas las ganas a por vuestro sueño!!
    Y lo de la zona de confort... Cómo te entiendo, si te digo que a veces imagino que vuelvo a estar embarazada, y sí que me alegro, pero siento algo extraño, miedo supongo. Esta situación la controlo, estoy fastidiada pero la voy sobrellevando, en cambio el torbellino de emociones de estar embarazada no lo controlo, y el miedo de volver a pasar por lo mismo me paraliza. Pero bueno, nadie dijo que fuera fácil, podemos con esto y más ;)
    Un beso muy fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, podremos con lo que nos echen! Somos unas guerreras, nos acojona, pero no nos rendimos!! Y si nos rendimos algún día, no será por eso, será quizás por vejez, porque ya hayamos dado todo lo que teníamos para dar. Pero ese momento no ha llegado aun, y espero que no llegue!
      Un abrazo muy grande!

      Eliminar
  7. Cielo, hoy leo esto y me pongo triste, muy triste al recordar todo aquello... personalmente me hizo daño :( y no podemos ni imaginar como os sentisteis vosotros...
    Me pone triste esta entrada, este relato... pero no es una tristeza amarga, es una tristeza llena de paz... así te visualizo en este merecido descanso que os estáis tomando.
    Sois una pareja de luchadores que hoy por hoy necesita vivir paralelamente a este mundo que se mueve tan rápido sólo a veces. Todos hemos tenido ganas de gritar aquello de "que se pare el mundo que me bajo", pero volverás a subir, volverás a estar embarazada y saldrá bien, harás tía a tu hermana y por fin seréis papás!
    Mi niña, te tengo tan presente estos días...

    un abrazo de los que dejan sin aliento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estés triste!! Tú no puedes estar triste ahora, hombre ya! Tú lo que tienes que estar es bailando como la flamenca del wasap jajajaj

      Creedme, son cosas que están dentro de mí, y las saco por escrito, pero mi día a día es normal, estoy alegre, cansada, renegona, bailaora... jajaja

      Mira, hoy he recordado otra cosa que quiero hacer: la depilación laser! Pues oye, que me voy a aprovechar de este descanso jajaj

      No sé qué me deparará el futuro, pero lo que sí sé es que lo conseguiremos como sea, de una manera o de otra, y haré tía a mi hermana, y te haré tía virtual honorífica a tí jajaj

      En serio, disfruta a tope tu momento, sé todo lo feliz que te mereces, creetelo y disfrútalo!!

      Otro abrazo de esos!

      Eliminar
  8. Hola soy tan torpe q os hecontado mi vida en un post de hace un año.
    Lo único bueno q se saca de este camino ( bebés aparte) es q nos convierte en guerreras ninja.
    y cuando pasa xque al final pasa de una forma u otra.. estos niños tienen unas mamas que saben pelear con uñas y dientes por lo q desean
    Mucho ánimo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.